miércoles, 14 de febrero de 2007

Día de San Valentín...hay que ser valentín para subirse en avión


Día de San Valentín, aeropuerto de Melilla, 13:00hrs, hora Zulú, el tiempo regular, poca gente en la terminal y obras por todas partes. El estruendo de los trabajadores dando en las paredes se hace insoportable y yo escuchando música intentando dejar de oir los martillazos....que no hay manera... y dale....de pronto.....¿?....no se oye nada....genial!!! que alivio....pero hay algo extraño en el ambiente????....sí un pequeño detalle!!!.... no hay luz.... se han cargado el suministro eléctrico de todo el aeropuerto de un martillazo!!!!!... no me lo podía creer. La verdad es que se está muy tranquilo sin ruido pero.... a costa de un montón de maletas apelotonadas en la cinta, arcos de seguridad que no paran de encenderse y apagarse, billetes a medio emitir, tarjetas de embarque evaporadas..... bonito panorama. Era como un aeropuerto dirigido por Pocholo.... fiestaaaa!!!!! tras hacer el embarque con media hora de retraso y con el método más viejo del mundo...osea dando las tarjetas una a una en mano, pues eso nos montamos en el avión y rumbo málagaaaaaa.
Aunque las sorpresas aun no habian acabado. Mi maleta por supuesto sale la última y por qué???... pues porque venia con accesorios, es decir me la habían roto y los cachos me los pusieron al lado. jejeejjeje... fantásticoooo
Bueno ahora toca hacer la reclamación correspondiente. Solamente hay que cruzar todo el aeropuerto de Málaga para dar con una oficina que parece el despacho de Betty la fea por lo escondida y cutre. Cuando llegué al habitáculo en cuestión supe el porqué de su ubicación... había invertido 20 minutos en recorrerme medio aeropuerto para dar con el zulo iberiense... así se cansa el personal y nadie reclama nada de nada... juer lo tienen to estudiao.....
Bueno pues hablo con una señora muy amable, mientras en la puerta de al lado llegaba un repartidor con un gran ramo de rosas rojas que imagino no eran para poner junto al cadaver de alguien que había fallecido de tanto esperar su maleta perdida. Era una muestra de amor para una azafata del aeropuerto malacitano, rubia con ojos claros para más señas (esto lo escuché decir al chico que iba a entregarle las flores que, como yo, anduvo buscando la puerta de marras una media hora. Bueno después de unos 15 minutos de revisón de mi maleta herida por parte de la forense de iberia me dio un papel junto con un número para que llame a ver que me dicen... me dirán imagino que está rota la maleta y me dan una nueva, porque esta de momento tiene pinta de haber sido diseñada por Mariscal o Agatha Ruiz de la Prada.
Bueno después de leer este tortuoso relato sólo me queda preguntar...soy o no "Valientín"?...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

amigo no te preocupes q dicen q todo lo q empieza mal acaba bien....jajajaja ánimo y uen vieje!!!

Toni dijo...

En un aeropuerto jamas saldras a tu hora si no tienes tiempo. No se puede luchar contra el imperio del aire :P

Marujita Robinson dijo...

Yo tengo oído que luego te dan una Samsonite, a ver si es verdad :-)

cristina marley dijo...

jajajaja...vaya marron a oscuras en el aeropuerto!!! me encantan tus relatos....chico, eres mi heroe. Un beso Cristina Marley

mami_37_@hotmail.com dijo...

francis,gracias me has echo reir un poco.creo que esas son las cosas que tiene la vida.

la pequeña tortuga dijo...

para tu alegría y alborozo te diré que, efectivamente, te dan una maleta al cabo de unos días y es bastante guapa....a ver si vas a salir ganando

Anónimo dijo...

Francis, muy buena la página, me reido un rato este lunes antes de ir a trabajar...yo hubiera pedido dos maletas.Marijose